A Project for Better Journalism chapter
Español, Opinion

Mi experiencia con Mike Coffman

Fue unas semanas después de la elección. Estaba muy afectada por los resultados y quería hacer algo para cambiar las cosas. Fuera lo que sea, yo quería cambiar algo en una manera. Yo soy indocumentada, sin miedo. Pero antes, yo no le quería decir a nadie mi estatus. Eso era un secreto, y por miedo lo mantenía por mí misma.

En ese tiempo, yo era voluntaria en un programa para familias hispanas, North Littleton Promise. Todos estamos afectados por los resultados, porque nadie quería un presidente que se parecería a odiar a los inmigrantes, pero fue lo que nos tocó. Yo crecí en ese programa, y me regresé para ayudar. Todos me conocían desde chiquita, y sabían que la elección iba a afectarme a mí en muchas maneras.

Con la ayuda del presidente Obama, yo tenía la posibilidad de aplicar por DACA, un programa que les da la oportunidad a jóvenes de ir al colegio, obtener trabajo, y tener protección contra deportación. En ese tiempo, yo era muy joven para aplicar, pero era algo que yo sabía que iba a hacer.

Cuando Donald Trump fue elegido, y me destruyo. Yo sabía que él iba a deshacerse de este programa, y lo hizo. Fácilmente de deshizo de DACA. Perdí mi esperanza, y me deprimí por mucho tiempo. ¿Cómo es que alguien con tanto poder puede tener tanto efecto en mi futuro? Yo no sabía qué hacer, y no entendía mi fuerza para cambiar las cosas. NLP se contactó conmigo y ellos me dijeron que si yo quisiera, yo podría hablar con un representante de Colorado, Mike Coffman. Ellos me dijeron que el alamejor podía hacer algo para cambiar las cosas. No solamente para regresar DACA, sino para hacer avances en el DREAM act, una propuesta legislativa que podría dar residencia a los jóvenes.

Estaba emocionada por la oportunidad de dar mi perspectiva sobre un tema que era importante para mí. Trabajé con los adultos de NLP, y ellos me ayudaron en escribir una carta para Coffman. La carta explicaba las razones por que yo vine a los Estados Unidos, mis retos, y la posibilidad por una vida normal si yo fuera a tener una forma de tener un futuro exitoso. Pasé casi dos semanas trabajando en esta carta, tenía que estar perfecta. Yo la iba a leer enfrente de Coffman y su personal.

La noche antes de la reunión, yo ensayé mi discurso una y otra vez con mi familia. Sólo quería que fuera tan impactante para él como lo fue para mí. Y eso fue cuando recibí el mensaje. Fue del asistente de Coffman, diciéndome a mí que tenía que cancelar la reunión. Sin razón, fue lo que me dijo sin ningún motivo.

De primero, yo tenía miedo de decirle a un político sobre mi situación, no sólamente porque era alguien del gobierno, sino también porque era Republicano. Yo no sabía tanto sobre la politica, pero entendia que no todos los republicanos pensaban en los inmigrantes. Después de esta experiencia, abrí los ojos para ver a la verdadera persona que es Mike Coffman.

Aprendí que a él solo le importa todo lo que le beneficia a él. Las cosas que se ven en los comerciales describiendo lo como una buena persona no es real. Solo porque alguien no esté dispuesto a escuchar mi historia, no significa que voy a dejar de luchar por mis valores. Seguiré luchando y protestando hasta que las cosas se hagan bien en América, no solo para mi si no para todos los millones de indocumentados como yo.

Google+